Abejas, el ser vivo más importante del Planeta

NOTICIAS
MEDIO AMBIENTE
ANIMALES
Via semana

https://sostenibilidad.semana.com/

El mundo ha perdido 90% de sus abejas. Colombia no es la excepción, según investigaciones de algunos colectivos anualmente desaparecen entre 10 mil y 16 mil colmenas. Con proyecto de ley intentan salvarlas. El Instituto Earthwatch hizo un llamado.

Las abejas están muriendo a un ritmo acelerado y urgen acciones para salvaguardar la especie. Foto: archivo/Semana.   Las abejas están muriendo a un ritmo acelerado y urgen acciones para salvaguardar la especie. Foto: archivo/Semana.

En los últimos días una noticia le ha dado la vuelta al mundo. El Instituto Earthwatch afirmó que las abejas son el ser vivo más importante del Planeta. La declaración llegó en un momento crucial, pues muchos científicos han anunciado su inminente desaparición.

Hace 20 años un grupo de agricultores franceses advirtió sobre el despoblamiento abrupto de sus colmenas. Las abejas de todos los países de América, Asia, África y Europa han desaparecido hasta en un 90%, y las razones son diversas y complejas para cada zona: deforestación, uso indiscriminado de pesticidas, cambios de uso de suelo, pérdida de sitios de anidación y recursos florales.

Colombia no es la excepción. De acuerdo a investigaciones hechas por algunos colectivos apícolas, anualmente en el país desaparecen entre 10 mil y 16 mil colmena. La cantidad de individuos por colmena varía entre 15 mil y 80 mil. Es decir, la cifra de abejas muertas en un año es exorbitante.

Le puede interesar: Glifosato: no solo mata la maleza, también a las abejas

Según el Colectivo Abejas Vivas, en los últimos tres años han muerto, en Colombia, por envenenamiento masivo con agrotóxicos un 34% de abejas.Esto representa una pérdida, en el sector apícola, de aproximadamente más de 21 mil millones de pesos (datos parciales entre 2014 y 2017). Sin contar el daño a otros cultivos que dependen de la función de polinización de estas.

Las abejas son cruciales para la alimentación humana. Sin ellas, no habría vida en la Tierra. De cada 100 productos alimenticios, 70 dependen de su función de polinizadoras.

“Emprendimos la huida para salvar a nuestras abejas”: Francisco Silva

Pacho Silva, como lo conocen en el mundo de la apicultura, tiene 70 años. Se acercó, por primera vez, al maravilloso mundo de las abejas cuando tenía 15. Y aunque por un tiempo estuvo en el medio, pero no directamente en su miel, volvió desde hace casi una década a la colmena. A su regreso se encontró con grandes amenazas. La principal, a su criterio, la fumigación de cultivos.

El uso de pesticidas, como el glifosato, son una de las principales causas de muerte de las abejas. Foto: Pixabay. 

“Hace años convivimos con el café. Nuestras abejas estaban entre los cultivos del grano y compartíamos casa con guamos y naranjos, que ayudaban a darle sombra. Pero los quitaron y dejaron solo el café que empezó a necesitar más fumigos para controlar sus plagas y, de paso, nos pusieron a las abejas bajo amenaza. Desde entonces emprendimos la huidaTratamos de estar por lo menos a 30 o 50 mil kilómetros de distancia”, afirma Silva.

Puede leer: SOS abejas: pesticidas usados contra las plagas en campos de coca de Bolivia amenazan su supervivencia

La industria apícola en Colombia, pese a las amenazas, busca mantenerse y también ve oportunidades. Por eso, han ido corriéndose cada vez más a la montaña para poder preservar las especies y su negocio. Pacho, que representa a la Red de Apicultores (Apired), es uno de ellos. Junto a aliados, productores y campesinos han entendido la importancia de mantener las abejas colombianas.

‘Zumba’ en el Congreso un proyecto de ley

El envenenamiento de 1.500.000 abejas en el apiario El Jardín, situado en la vereda Morro Azul, del municipio de Sevilla (Valle del Cauca) a finales del pasado mes de enero, volvió a poner en la palestra pública la necesidad de salvaguardar esta especie.

Julio César Campuzano, propietario de la Fábrica El Jardín, informó en su momento que los responsables llegaron en la noche y vertieron una sustancia parecida al cemento en 15 colmenas, cada una con cerca de 100.000 abejas, situación que le causó la muerte inmediata al 30% de la población del apiario.

En cada colmena fueron hallados rastros de veneno, por lo que no se descartó la intervención de manos criminales que, según Campuzano, pudieron haber actuado por envidia o venganza.

Le sugerimos: Crean vacuna para proteger a las abejas contra el apocalipsis

La noticia le dio, sin querer, un nuevo aire al proyecto de ley que busca que la cría de abejas y polinizadores sea declarada de interés nacional. Esta iniciativa, que hace curso en el Senado tras surtir cinco debates, propone, entre otras cosas, la creación de un Sistema Nacional de Protección de Abejas, Desarrollo de la Apicultura y Polinizadores que estaría  a cargo del Ministerio de Agricultura, al igual que de una Política Nacional de Conservación, Protección y Uso Sostenible de Polinizadores, a través de la cual se buscan crear zonas de concentración de polinizadores y regular el uso de agroquímicos, la deforestación y el manejo de abejas en lugares urbanos.

Sin embargo, el Colectivo Abejas Vivas afirmó que durante el trámite en el Congreso fueron eliminados artículos clave como la no prohibición del uso de algunos pesticidas que son nocivos para las abejas.

“Estamos preocupados porque la nueva versión del proyecto elimina prácticamente todos los mecanismos con posibilidades reales de monitorear el estado de las abejas y polinizadores, detener su muerte masiva y promover estrategias concretas para su conservación en el territorio nacional. Sin esos mecanismos, la Ley perdería su eficacia”, indicó el Colectivo Abejas Vivas a través de un comunicado.

En el documento el movimiento aseguró que el Congreso tenía en sus manos la oportunidad de entregarle a la sociedad colombiana “una ley que modernice el uso de agroquímicos, a tono con el momento histórico que vivimos debido al cambio climático y a la pérdida progresiva de biodiversidad en todo el mundo”.

Así serían las zonas

El proyecto de ley que se espera sea retomado en la próxima legislatura, contempla la creación de tres zonas. Se trata de una de concentración, donde los polinizadores no se vean afectados por las actividades humanas. Estas deberán ser declaradas por las autoridades.

Otra sería de producción, destinado a la ubicación de un gran número de apiarios, y en la tercera zona los productores agropecuarios tendrían que mantenerse en el marco de sus cultivos para asegurar la alimentación y el refugio de polinizadores.

“Es de vital importancia establecer el carácter estratégico de la protección y repoblación de las abejas y otros polinizadores, ya que de no hacerlo en 10 años no se contaría con abejas en Colombia. Ello propiciaría una catástrofe alimentaria y una crisis de salud en el país”, manifestó Luciano Grisales, representante a la Cámara, ponente del proyecto.

¿Por qué son los seres más importantes del Planeta?

 

  • Un cuarto de millón de especies de plantas florales dependen de las abejas, teniendo gran efecto en la agricultura, como en muchos vegetales, incluidos árboles frutales, y otros cultivos que comemos a diario.
  • Las abejas son las únicas que están libres de cualquier patógeno como virus, bacterias, hongos. Según el estudio del Centro de Emprendimiento Apícola de la Universidad Mayor (CeapiMayor) y la Corporación Apícola de Chile (Cach) con el apoyo de de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA)
  • Existen más de 20.000 especies de abejas en todo el mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: